Capítulo 1: EL BAR

«Quiero bravas, callos, caracoles, dos jarritas de cerveza, y tres vermús con mucho seltz»

La musiquilla de los camareros del bar yendo y viniendo era el día a día en los veranos de Juana Madrid. No era sencillo sacársela de la cabeza cuando iba a dormir, y cogía el sueño pensando lo divertido que resultaba ver ese trasiego constante de bandejas, vasos, raciones, y comandas cantadas, y los enfados que se cogía su padre cuando el chico nuevo no tiraba bien las cañas…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*